Monitoreo por Satélite y Sistemas de Gestión del Terreno

Este tipo de sistemas supone una ayuda inestimable para los agrónomos y, al mismo tiempo, es un gran desafío para su profesión. Estos sistemas pueden medir de forma remota todas las características vitales de un campo, y, aún más importante, dar recomendaciones a los agrónomos. Los agrónomos no se consideran tan precisos como un técnico especializado con conocimientos de agronomía, pero mirando la foto completa de lo que está pasando, es evidente que ahora tienen un mayor control, los costes bajan y ha aumentado la eficiencia. Todos estos factores dejan pocas dudas desde la perspectiva del dueño de los cultivos.

Las empresas, donde Cropio se implementa, como solución más avanzada de las disponibles en el mercado, ya se han enfrentado a un importante descenso de los agrónomos contratados. Los agrónomos modernos han sido reemplazados por empleados que pueden trabajar sobre el terreno de forma eficiente con sistemas de gestión de campos. Esto ha provocado un aumento de entre el 10% y el 30% de la productividad con menos gastos.

Los agrónomos, por supuesto, tienen todavía un rol vital para cualquier compañía agricultora o granja, pero su rol está cambiando de forma dramática. Con numerosos nuevos sistemas tecnológicos y las técnicas de agricultura de precisión, el proceso se ha estandarizado y convertido cada vez más en algo predecible. Hoy en día, el nuevo agrónomo es más un operador de diferentes sistemas y tecnologías comparado con el agricultor tradicional – todos aquéllos que se quedan atrás en la implementación de nuevas tecnologías, que se quedarán en el olvido de su profesión, pero también de su negocio.